3311630 'Ext. 1120, 1121, y 1122'
< Cultura del Agua
El ciclo del Agua

La cantidad de agua que hay actualmente en el planeta es la misma que existe desde hace muchos años, solo que se encuentra en constante cambio dentro de la naturaleza. A este fenómeno se le llama ciclo del agua.

El calor de los rayos solares provoca la evaporación de enormes cantidades de agua de mares, lagos y ríos, así como la humedad del suelo y de las plantas que sube a la atmosfera formándose así las nubes.

Una vez en el aire, las nubes se enfrían y condensan por la acción de las corrientes de aire frío, convirtiéndolas en gotitas de agua que caen nuevamente a la tierra en forma de lluvia, granizo o nieve, a esto se le llama precipitación.

Las precipitaciones de lluvia cumplen una doble función:
Devuelven a los cuerpos de agua superficiales gran parte del volumen perdido por las evaporaciones y filtraciones subterráneas.
Cuando el agua se filtra al subsuelo, humedeciando los suelos y la vegetación, realimenta los depósitos de aguas bajo la superficie terrestre.

Más tarde, el agua subterránea encuentra salidas a la superficie a través de manantiales que forman los arroyos, ríos y lagos, para finalmente ser transformada en vapor, en nubes, en lluvias y repetir con ello el CICLO DEL AGUA.